jueves, 15 de septiembre de 2011

Freddie Mercury y Mary Austin

Hablar, comentar y opinar sobre la relación que mantuvo (a partir que la conoce) a todo lo largo de su vida, Freddie Mercury con Mary Austin, da para mucho mas que un post en un blog, por lo que pienso publicar mas información sobre esto en el transcurrir de los días, que espero ayude a despejar muchas dudas acerca de esto, ya que existen fanáticos que opinan que fué una relación oportunista y otros que una relación basada en la verdad, respeto y fidelidad.

Freddie Mercury conoce a Mary Austin a principios de la década de los setentas (70s), cuando ella tenía 19 años de edad, al parecer el que los presenta es el guitarrista de Queen (que en ese entonces, la banda aun no tenía ese nombre) Brian May, justamente cuando discutían e intentaban poner un nombre a la banda, Brian quería que se llamase "Build Your Own Boat" (algo así como "construyendo nuestro bote") y Freddie "Queen"; Mary Austin dijo en una entrevista: "Recuerdo la melena negra de Freddie, que le hacía parecer un caballero, con su brazo apoyado sobre la repisa de la chimenea de la casa de Brian en Barnes. Estaba muy orgulloso de sus nuevos zapatos blancos. De repente se volvió hacia mi y me pidió mi opinión sobre los nombres. Dije "oh, creo que Build Your Own Boat de Brian".

Pero al final, como siempre Freddie se salió con la suya y la banda se llamaría QUEEN.

Mary hasta entonces había llevado una vida de privaciones. Sus padres eran pobres. Su padre trabajaba como recortador para especialistas en empapelados. Y su madre una empleada de hogar para una pequeña empresa. Ambos eran sordos y se comunicaban a través del lenguaje de los signos y leyendo los labios. Mary abandonó la escuela a los 15 años. Su primer trabajo fue como aprendiz de secretaria con Remingtons, ganando 5 libras a la semana.
Posteriormente alcanzó el puesto de relaciones públicas con los clientes en la tienda Biba en Kensington. Fue cuando trabajaba en Biba cuando conoció a Freddie y Roger Taylor, quienes tenían un puesto en el cercano mercado de Kensington, en el que vendían ropa usada y algunos trabajos artísticos de Freddie.



Mary Austin cuenta que la presencia de Freddie era bastante intimidadora, ella inmediatamente se sintió fascinada por el, como cuenta en una entrevista: "este músico artístico de aspecto salvaje, no se parecía a nadie que hubiese conocido antes. Tenía mucha confianza en sí mismo, y yo nunca la había tenido. Maduramos juntos. Me gustaba, y todo progresó a partir de ahí".

Luego comenta: "Me llevó unos tres años enamorarme realmente de él. Pero nunca había sentido eso antes por nadie".

Al principio compartieron una habitación de 10 libras a la semana en Victoria Road, Kensington. "Teníamos tan poco dinero entonces que sólo podíamos permitirnos un par de cortinas, así que las colgamos en el dormitorio. Teníamos que compartir el baño y la cocina con otra pareja".



Un par de años después se mudaron a un piso más grande en Holland Road, que les costaba 19 libras a la semana. Por aquel entonces la banda QUEEN ya había firmado un contrato discogáfico, y las fotos para el primer album se tomaron en aquel piso.

Fue en un concierto celebrado en el Ealing College of Art, cuando Mary reconoció por primera vez su calidad de estrella: "Cuando bajó del escenario todas las chicas y sus amigos se agolpaban a su alrededor"; recuerda. "Estaba tan ocupado que pensé 'no creo que me necesite ya'. Ya me iba cuando llegó corriendo hasta mi. Me dijo '¿a dónde vas?', le dije: me voy a casa".

Mary Austin cuenta: "Las cosas habían cambiado para él y para el grupo. Freddie era tan bueno sobre el escenario, diferente a cualquier cosa que hubiese visto antes, como si fuese algo para lo que él se había estado preparando. Por primera vez sentí 'aquí está una futura estrella. Está en su camino. No creo que me necesite nunca más'. Me aparté. Conforme todo progresaba pude verle florecer. Era algo maravilloso de observar. No me sentí triste ni molesta. Estaba feliz de que por fin lo estuviese consiguiendo gracias a su talento. Él no me dejaría marchar. Aquella noche me di cuenta de que yo también tendría que ser parte de ello. Realmente fue emocionante ver como todo ello ocurrió; yo estaba feliz y orgullosa de que él quisiera estar conmigo".

"Me sentía muy segura con él. Cuanto más le conocía más le quería. Tenía calidad como persona, lo cual creo que es muy raro hoy día. Algo que siempre fue constante fue el amor. Sabíamos que podíamos confiar el uno en el otro, y nos sentíamos seguros juntos. Sabíamos que nunca ninguno de nosotros haría daño al otro a propósito. Una vez, en Navidades me compró un anillo y lo puso dentro de una caja enorme. Íbamos a visitar a sus padres el día de Navidad. Abrí la caja, y dentro había otra caja, y así sucesivamente hasta que encontré aquella caja diminuta. Cuando la abrí allí estaba aquel hermoso anillo egipcio de escarabajo. Se supone que trae buena suerte. Fue muy dulce y tímido cuando me lo dio".



Y fué así que sucedieron muchas cosas e historias a lo largo de sus vidas. A mediados de los 70s Freddie tendría un affaire con un ejecutivo de Elektra Records, que a la larga terminaría con la relación que tenía con Mary Austin.

Pero aún así, Freddie y Mary mantuvieron una muy cercana amistad a lo largo de los años, Freddie Mercury se refería a Mary como: "su única amiga de verdad".
En una entrevista de 1985, afirmó: "Todos mis amantes me preguntan por qué no puedo reemplazar a Mary Austin, pero eso es sencillamente imposible. La única amiga que tengo es Mary y no quiero a nadie más. Para mí, ella es como una esposa. Para mí era como un matrimonio. Confiamos en el otro, eso me basta".

Muchas canciones compuestas por Mercury están inspiradas en la relación que vivió con Mary. Mercury además fue el padrino del hijo mayor de Austin con Piers Cameron: Richard.

2 comentarios:

Paula dijo...

harian una muy hermosa pareja de seguro
besos

Fred Mercurio dijo...

En un tiempo hicieron una buena pareja, y con el transcurrir del tiempo ese amor se convirtió en cariño, amistad y confianza mutua, creo yo...